El bé personal és el bé comú


 

Una monja de este tiempo, Teresa Forcades: “Consideran mi teología demasiado avanzada”

Sor Teresa Forcades nació en Barcelona en 1966. Graduada en Medicina interna por la Universidad de Nueva York, completa estudios teológicos en Harvard, para luego obtener un doctorado en Salud Pública en la Universidad de Barcelona con una tesis sobre medicinas alternativas.
 

Aunque su fama ha trascendido su España natal, esta monja benedictina, se convierte paulatinamente en una figura de relevancia y a la vez de controversia: sus alegatos a favor de los anticonceptivos, de ciertas formas de aborto, de la homosexualidad, de las huelgas en su país, y por su reconocimiento a Hugo Chávez, difundidos y multiplicados por sus seguidores, la arriman a más de una encrucijada.Su insistencia en la necesidad política de “un cambio de modelo”, no han hecho más que atizar las llamas y su defensa de la autonomía catalana, incendiar la pradera. De profesión doctora en medicina, con postgrados en España y Estados Unidos, se ha puesto en contra nada menos que a la industria farmacéutica, alegando en contra de la vacunación masiva contra la gripe.Autora de dos libros “La teología feminista en la historia” y “Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas”, los títulos adelantan sin eufemismos, lo que se puede esperar de esta monja nacida en 1966.Pero aún con las diferencias evidentes que su pensamiento impone, hasta ahora el catolicismo ortodoxo, la toleraba. Es que esta semana se ha topado de frente con el Opus Dei, que lisa y llanamente, la expulsó del Congreso de Educación Religiosa, en Los Ángeles, California, donde había sido invitada.El propio arzobispo del Opus Dei vetó su asistencia.

 

El Opus dice temer “que la gente no la pueda entender”

Catalogada como “la conferencia más grande de la nación” por sus organizadores, el Congreso de Educación religiosa de Los Ángeles, reunió en marzo último a unos 40.000 participantes en el Centro de Convenciones de Anaheim.Patrocinado por la Arquidiócesis de los Ángeles, el congreso fue encabezado por el arzobispo José Horacio Gómez, quien decidió vetar sin más la participación de la religiosa en el foro católico de mayor trascendencia para los docentes religiosos en Estados Unidos.“Hablamos con ella y decidimos que su tópico, que es muy bueno, pudiera ser malinterpretado, ya que ella proviene del mundo teológico. Puede estar atrapada en una situación donde la gente común no pueda entender a alguien con un fuerte bagaje teológico”, afirmó la encargada del Congreso, Edith Prendergast, a la prensa local.Horas después la religiosa fue entrevistada por la radio Univisión América.“Me dijeron que consideraban mi teología demasiado avanzada para este Congreso”, dijo la monja, que no obstante volvió a dudar públicamente sobre la eficiencia de las vacunas contra la gripe y contra el papiloma humano, acusando a los conglomerados farmacéuticos, además de hacer alusión al silencio que mantiene la Iglesia en torno a la crisis que viven millones en su país.“Echo de menos la palabra profética de la Comunidad Económica Europea, para España” dijo, sin omitir otros tópicos como “la misoginia de la estructura de la Iglesia católica”, e inclusive la “revisión del tema de la anticoncepción en la Iglesia”.El rechazo del Opus Dei, no alcanzó respuesta ninguna del monasterio de San Benet de Motserrat, adónde pertenece la monja y cuya abadesa Monserrrat Viñas i Santos, afirma que la orden está “con los indignados” de España. “Somos creativas. Dios sabrá lo que quiere de nosotras”, sentencia la superiora.

 


 
 

Be Sociable, Share!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: